La marca Brinox empezó sus andaduras en el año 1979.

1979, 1980, 1981, 1982, 1983, 1984, 1985, 1986, 1987, 1988, 1989, 1990, 1991, 1992, 1993, 1994, 1995, 1996, 1997, 1998, 1999, 2000, 2001, 2002, 2003, 2004, 2005, 2006, 2007, 2008, 2009, 2010, 2011, 2012, 2013, 20...

Valor Añadido

Cada vez que diseñamos una pieza, ...en cada proyecto, ...en cada diseño de packaging, intentamos dejar nuestra huella. Haciendo las cosas como nosotros sabemos y aplicando nuestra experiencia, aprendiendo de nosotros mismos día a día. Nuestro valor añadido es pues nuestra propia experiencia.
Creamos SOLUCIONES PARA EL HOGAR.

La confianza de nuestros clientes

La ecuación de realizar las cosas como sabemos, sin inventos artificiales, siguiendo una metodología de trabajo
exitosa durante más de 30 años nos ha llevado a obtener la confianza de más de 6000 clientes.

España, Andorra, Portugal, Francia, Italia, Grecia, Suecia, México, Malta, Inglaterra, son algunos de los países que han apostado por nosotros, incluso en los momentos más difíciles.
Somos garantía de éxito, porque nos empeñamos en ello.
No queremos vender aquello que no pueda rotar, sino que tomamos un compromiso con nuestros clientes para mejorar el rendimiento de la exposición.
Ganándonos la confianza de nuestros clientes, hemos llegado a cotas de rendimiento por metro lineal muy superiores a cualquier otro sector tradicional del bricolaje.

SOMOS FABRICANTES!!!

Pocas son las empresas que se resisten al creciente auge de la importación Asiática. La competitividad de los precios de países en desarrollo hace que muchas de las calidades de los productos que compramos cada día se vean reducidas en la misma medida en que se reducen los precios.
Bajo las marcas Brinox y BriKids, resistiéndonos a la tendencia generalizada del mercado, seguimos siendo Fabricantes, controlando y revisando cada uno de los procesos de formación de nuestros productos.
Desarrollando maquinaria cada vez más automatizada e incrementando los controles de calidad hemos conseguido ahuyentar al fantasma de las importaciones e incrementar nuestra competitividad.

Impacto visual

En momentos críticos, el más audaz para conseguir ventas fructíferas es aquel que se haya preparado para ello previamente.
Pensando en ello, desde nuestros orígenes hemos diseñando un packaging de producto basado en el dibujo explicativo, desechando los viejos y arcaicos diseños basados en fotografías.
Nuestra idea es sencilla. ¿Para qué poner una fotografía en un cartón de un producto si el producto ya se ve por sí mismo? Es mejor poner un dibujo que ilustre la utilidad y propiedades del producto.
El dibujo es más explicativo, permite mayores dosis de creatividad y aumenta las posibilidades de venta del producto, por su carácter atrayente al consumidor.
Todos ellos son conceptos de venta por impulso que no se pueden obviar.

Por todo ello, tenemos el placer de presentarle nuestro catálogo de productos con una selección de mas de 1500 referencias con las que podrá obtener el esperado beneficio de su exposición y la satisfacción de sus clientes.